RSS
  • Mika y la Vida en Technicolor

    Abr 28 2008, 18h29

    Mika. Qué pensar de Mika. La pregunta es fundamental, sobre todo si eres dueño de un orgulloso par de ovaladas gónadas llenas de rebosante testosterona entre tus peludas pierna.

    Cuando lanzó su disco debut, Life in Cartoon Motion, las críticas inmediatamente se polarizaron, variando desde la despiadada crítica de la infantil, unidimensional, recargada, relamida, campy e hiperactiva sobreproducción del álbum, hasta el elogio por la colorida, recargada, versátil, fresca, y, de nuevo, campy e hiperactiva sobreproducción del álbum. Sólo miren: los cabezones de All Music Guide, 3.5/5; los vendidos de Rolling Stone, 3/5; los adoradores de Converse de Pitchfork, 1.8/10. La revista electrónica Drowned in Sound mezcló una crítica feroz con una serie de ataques personales, haciendo que Brian May, ex-guitarrista de Queen, entrara a defender, vía crítica feroz y una serie ataques personales, al cantante nacido en Beirut.

    Pero, ¿por dónde partir?

    Último representante de la estirpe ‘dudosa sexualidad adrede, harto glitter aunque igual me aman las minas, y tengo el medio falsetto’, con integrantes tan ilustres como Freddy Mercury, Elton John, Prince, George Michael y Jake Shears de Scissor Sisters, Mika pone toda su sobreactuada creatividad en la línea de fuego: él sabe la cantidad de verduras podridas que le iban a lanzar (o mejor dicho, eso espero que haya pensado). Pero antes que nada, hay que hacer notar que aniquilar el álbum de Mika es más fácil que pegarle a una abuela entre cinco. Es obvio, porque en algún punto del álbum dan ganas de pescar a Mika y sacarle la chucha y decirle que ya es como mucho y que pare la mano, sobre todo si en tu cuerpo predomina la testosterona. Escuchar el disco entero es como tratar de comerte una torta solo, sin ayuda. Glucosa, mucha glucosa. Sin embargo, creo que hay que superar este primer momento (lo digo por experiencia propia) si es que realmente quieren formarse una opinión sincera.

    Entonces, ¿qué pensar de Mika?

    Mi opinión personal es que hay canciones destacablísimas: Grace Kelly por su colorido y energía; Relax (Take It Easy) por la bien lograda lenta mezcla de disco, tecno noventero y falsetto; Billy Brown por su secciones de bronces, y Stuck in the Middle por su piano y su canto vaudevillian (ni idea cuál es la traducción al español de ese término). Big Girl (You Are Beautiful), por su parte, es la hija ilegítima de Fat Bottomed Girls de Queen. Otras producen infinidad de sensaciones, desde sacar culpables sonrisitas estúpidas hasta derechamente irritar (atención público masculino) como Love Today y Lollipop; y otras que están, como en todo disco lanzado desde la época de los Beatles, de más, lo que sumado al particular estilo de Mika, irritan, torturan y aburren: My Interpretation, Any Other World, Happy Ending y Over My Shoulder.

    Lo que trato de establecer es que el álbum no es horrible (para nada) como enfáticamente claman algunos, ni tampoco una muestra genial de talento que pasará a la historia. No tiene porque serlo. Es, por sobre todo, un respetable debut de un artista buscando su propia voz. Como todo debut, tiene caídas y frankensteins, pero también tiene identidad y potencial. Además, cada canción tiene el potencial de transformarse en single, cosa que no creo que le caiga mal a la industria y a los que no siguen la última música indie disco a disco.

    Mientras esperamos que Mika elija en que dirección ‘madurar’, descarguen este álbum multiuso: para impresionar a las pololas, para reafirmar su masculinidad rechazándolo con sus amigos peludos y sudados, o para subir secretamente el volumen y apagar el audioscrobbling de LastFM cuando nadie esté mirando.
  • Los 10 Temas del 2007

    Jan 1 2008, 3h44

    Sin orden particular.

    1. Superfly - Curtis Mayfield: lo escuché en un capítulo de House MD, y quedó la cagada en mi mente cuando bajé el tema completo.

    2. One Nation Under a Groove - Funkadelic: la única canción funk con cualidades redentoras.

    3. Rapper's Delight - Sugarhill Gang: la canción que me hizo comenzar a escuchar hip-hop.

    4. Money - Pink Floyd: No soy fan del rock progresivo ni sus eternos solos de instrumentos medio orientales, pero este tema, sobre todo el bajo, me voló la mente.

    5. Once In a Lifetime - Talking Heads: And You May Ask Yourself... ¿How Did I Get here? And You May Tell Yourself... This Is Not My Beautiful House... And You May Tell Yourself... THIS IS NOT MY BEAUTIFUL WIFE !!!

    6. (I Got) So Much Trouble On My Mind - Sir Joe Quarterman & Free Soul: Lo pillé en un compilado de Soul y Funk... la kgó.

    7. Changing of the Guard - Urban Species: podría poner los dos discos enteros de este grupo, pero la voz del invitado Terry Callier me hizo quedarme con esta.

    8. Synchronicty II - The Police: aunque la teoría de synchronicity de Jung se puede prestar para mamonerías increibles, aquí nos fuimos para el lado inquietante.

    9. Hey Ladies - Beastie Boys: empatado con Egg Man, pero como este último samplea Superfly, pongo este por variedad.

    10. You Can't Always Get What You Want - The Rolling Stones: El grupo del año con el himno de la vida... but you get what you need.


    Menciones Honrosas

    10. The Rolling Stones - Gimme Shelter
    9. Blondie - Rapture
    8. Solomon Burke - None of Us Are Free
    7. Devo - (I Can't Get No) Satisfaction
    6. Talking Heads - (Nothing But) Flowers
    5. Beck - Que Onda Guero
    4. Datarock - Computer Camp Love
    3. Blackstreet - No Diggity
    2. Faith No More - Evidence
    1. Public Enemy - He Got Game

    Hasta el 2009 !!
  • Flick the Switch

    Out 29 2007, 21h46



    El Push the Button de los Chemical Brothers es uno de mis discos favoritos de todos los tiempos. Claro, ni ahí con ser tan snob pa' decir que mis discos favoritos son de Charles Mingus, Curtis Mayfield y no sé qué hueón que la está rompiendo en las discos de Amsterdam y Liverpool. Pico. La idea de este blog es poner música accesible para todo el güorld. Pero suficiente de mostrar que tan buena persona soy, y al grano.

    Un grupo de Djs tomó el susodicho albúm y me salvó la existencia: lo remezclo y lo refrescó y pude volver a escuchar los sonidos de Ed y Tom como la primera vez que esos chemical beats me hicieron mover la patita y la cabeza al unísono.

    Algunas canciones siguen casi igual, sólo con un par de arreglos y beats, como The Big Jump. Otras han sufrido un cambio estético y, dándole razón a los cirujanos plásticos, un cambio de personalidad. Galvanize fue despojado de aquél riff oriental, The Boxer pasó a un estilo minimal, Left Right cuenta con unos arreglines electrónicos, haciéndola más urgente y caótica, y Hold Tight London pasa de ser el relajo tras los primeros tres tracks a una versión más dance/trance: cómo si fuese tocada bajo el agua.

    Believe, la más amigabe con las pistas de baile y con ese tremendo video, tiene hasta su propio EP con 6 (6!!!!) versiones nuevas (además de la incluida en el disco), que te dejará con ninguna gana de volver a escuchar la canción alguna vez en tu vida (al menos hasta que otro grupo remezcle el disco).

    Otras canciones tienen guiños intertextuales, o en este caso, ¿interrítmicas? ¿intersonoras? ¿intermelodísticas? Filo, entienden la idea. Close Your Eyes tiene incorporado la base beat de Idioteque de Radiohead en algunas partes, y Surface to Air comienza con 1979 de los Smahsing Pumpkins.

    El único gazapo que me dolió fue el remix de Marvo Ging. Nice base, buenos arreglos, pero patada en la raja para el DJ por los momentos en que entran y salen los strings característicos.

    En fin, bájenlo, esta muy güeno, sobre todo para los que, como yo, trillaron este álbum de tanto darle al play.

    Good night, and good luck.
  • Los Rolling: Hot Rocks y More Hot Rocks

    Out 29 2007, 21h33



    Lester Bangs escribió alguna vez de Hot Rocks 1964-1971: "este album simplemente cae en la venerable tradición de 'supra álbumes para desechar' de los Stones, que incluye colecciones como December's Children y Flowers, que por su cínica prisa y malogro se validan y nos seducen a sentir que son una fiel representación del ethos Stone a la altura de esfuerzos más nóveles y unidos como Let It Bleed. (...) En parte, Hot Rocks es meramente un ítem mercenario reunido por la ex-compañía discográfica de los Stones para pasar por caja en la época navideña y ganar un par de dólares en el nombre de los príncipes que alguna vez poseyeron." Ver crítica completa en English.

    No me extraña la opinón de Bangs. Es más, de haber compartido su dimensión temporo-espacial estaría en absoluto acuerdo con él. Para su época, este disco debió ser considerado un atentado (herejía, para los canónicos), ya que sacarle un greitest jits a un grupo que acababa de editar Let It Bleed y Sticky Fingers (y que al año siguiente editaría Exile On Main St.) sólo puede explicarse en el intento de una disquera (ABKCO) de exprimir hasta la última gota de sus ex-niños prodigio.

    Sin embargo, y habiendo ya pasado 36 años desde su aparición, Hot Rocks se perfila como un excelente punto de partida para los que quieran comenzar a descubrir a los Rolling más allá de Satisfaction, Paint It Black y You Can't Always get What You Want (este último es el himno del Dr. House -de hecho toda la trama de Stacy desarrollada a fines de la primera temporada hasta a mediados de la segunda se basan bastante en la letra.-) Las críticas que se le han hecho en parte a esta altura no corren. Que se haya sacado por plata, bien por ABKCO. Ellos no cambiarán sus acciones porque simplemente no les corresponde cambiarlas. Es su rol, considerémoslo despreciable o no. Por otra parte, se dijo que algunas canciones 'esenciales' quedaron afuera. Siempre cuando sale un greitest jits de cualquier grupo, los fans y snobs se clavan estacas en el pecho y confeccionan sus listas 'los temas que quedaron afuera', asi que bien por los temas que quedaron afuera. Es más, todos los temas del Hot Rocks son hoy clásicos eternos, por lo que ABKCO no estaba tan en desacierto al construir el compilado, aunque por lógica, por ser uno de los álbumes más vendido de los Stones, seguramente el álbum mismo contribuyó en parte al éxito de estas canciones. De todas formas, hoy plantea un inigualable punto de partida para hacerse el amante número un billón, quinientos millones, setecientos cuarentaicinco mil ochecientos veintiuno de los rockeros sesentones favoritos del mundo.



    Ahora, no es extraño entonces que tras el éxito rotundo de Hot Rocks, ABKCO sacaría otro compilado. Afortunadamente para los llorones, los chupasangres incluyeron la mayoría de los temas que los rasga-vestiduras musicales habían considerado que habían quedado afuera del primer compilado.

    More Hot Rocks entra en desventaja para el auditor actual porque, al presentarse como la pata de la mesa faltante, por definición no puede superar al resto de la mesa. No lo digo porque las canciones que presenta este álbum sean inferiores a las de Hot Rocks (aunque probablemente lo sean), sino que no son tan fáciles de digerir ni están tan institucionalizadas en nuestro subconciente colectivo (mejor aún, nuestro universo simbólico acústico compartido), por lo que no es extraño que desechen este álbum si lo bajan y escuchan apartado de su gemelo.

    A eso sumemos lo difícil que se hace procesar el folk, estilo que abunda desde el comienzo del compilado. Digo folk como en Bob Dylan acústico, no como en indie-folk-pop Javiera Mena style, pero me cuesta creer que alguien escuche por primera vez el folk (y sea chileno no-involucrado con la cultura anglo) e inmediatamente le guste (bien por los que sí).

    Dicho eso, a la sustancia.

    El primer disco de este albúm incluye -sospechosamente- la mayoría de las canciones que Bangs 'denunció' quedaron fuera de Hot Rocks, y también una favorita personal, Let It Bleed. El disco dos es interesantísimo para los ávidos fans ya que trae de un puñado de covers, como Money (That's What I Want), unos de Ottis Redding, Chuck Berry y hasta Bobby Womack, además de algunos B-Sides y rarezas de antología, aunque probablemente los die hard fans ya la tienen.

    Como dato ñoño, escuchen "The Last Time" y de inmediato les sonará a BitterSweet Symphony. Un posterior vistazo a la Biblia señala que tras una disputa legal Jagger y Richards quedaron listados como co-autores de la famosa canción de The Verve, y ABKCO Records recibiendo 50% de las ganancias generadas por BitterSweet Symphony. Luego de ver el éxito de Urban Hymns, disco que contiene BitterSweet, ABKCO les exigió el 100%, obteniendo eventualmente lo que sus codiciosas fauces discográficas deseaban.

    En fin, si quieren comenzar a descubrir ese grupo del que vienen escuchando desde que nacieron, recomiendo descargar ambos álbumes y tocarlos juntos y bien revueltos en el Winamp (o en el reproductor que escuchen, con el perdón de los usuarios Ubuntu, y ahora con el perdón de los usuarios de Debian). Si sólo quieren sumar conocimiento musical y los Rolling son un mero trámite que quieren despachar rápidamente, y de estos blasfemos hay muchos, bájense el puro Hot Rocks. Si quieren profundizar, bajen More Hot Rocks. Si tienen los dos, good for you. Y si no les interesan los Rolling, tírense de un puente, manga de herejes.

    /off
  • Datarock: Nerds Requeteloaded !!

    Out 29 2007, 21h19



    Admito que sentirme en parte perteneciente a la ñoñería mundial puede bloquear mi juicio con respecto a Datarock. Eso, sumado a que me encanta el minimalismo de Talking Heads y la parada 'mock science and modernity' de Devo. Pero suficiente con nombrar grupos y tratar de impresionar a la galería con mi gusto ecléctico (¡la palabra más usada por el establishment indie-pop!), y vamos a la sustancia.

    Datarock es un grupo Noruego, y cae en la categoría 'electro minimal indie post punk synth a veces dance rock' (chúpate esa, Rolling Stone), con la distinción que se saben ñoños y lo explotan vistiéndose con polerones in-the-hood rojos una talla muy grandes y gafas retro que seguramente estuvieron de moda el mismo año que Beethoven I (la película del perro San Bernardo, manga de olvidadizos). La intención de sus trajes es la misma que la de Devo cuando se vestían con esos inolvidables trajes de científicos-nucleares. Si Devo se recurría al ridículo para reírse del cientificismo y el optimismo del progreso racional (?), Datarock lo hace con respecto a los sueños frustrados de los ñoños de ser de los winners y quarterbacks.

    Según su MySpace, partieron siendo Punkrockeros por naturaleza, decidiendo eventualmente botar sus guitarras y cambiarlas por 'el simple y versátil teclado Casio MT-64 y un Roland Groovebox' (en este momento ni idea que es un Roland Groovebox, pero antes terminar de escribir esto lo sabré.) Para llenarlos de conocimientos inúltiles para impresionar a sus amigos, se llaman Datarock porque 'Data' en Noruega aparentemente a los computadores les dicen Data Machine (!), y al comienzo pretendían burlarse de los rockeros que pensaban que la electrónica era sólo música generada por computadores (parrafo plagiado descaradamente de su MySpace).

    Okei, a lo principal, las songs. Mi favorita, 'Computer Camp Love', una verdadera oda a Grease (el coro toma prestado de Summer Nights, con un giro dark y sincopado) pero en la onda Venganza de los Nerds. La voz de (-revisando Wikipedia para ver el nombre del vocalista-) ...ajem... Fredrik Saroea... ajem... es como David Byrne (versión nerd) imitando a Right Said Fred. Se encargan de explotar la veta acid de Happy Mondays en 'I Used To Dance With My Daddy, y 'Fa fa fa' le roba algo del funk de Psycho Killer y a The Bravery (tema: Public Service Announcement), convirtiéndose en el tema más digerible y un buen punto de comienzo para empezar a conocerlos.

    En fin, genial porque es un grupo que no quiere ser el próximo Postal Service (para eso está Plastic Operator). Ya. Creo haber demostrado que soy un snob (o que puedo serlo).

    Shaela.