• The xx - Teatro Circo Price, Madrid [21.06.2010]

    Jul 14 2010, 14h46

    Dom 20 Jun – Día de la Música Heineken 2010

    No siempre un buen disco es sinónimo de directo correcto. En muchas ocasiones, una producción impecable termina siendo un verdadero lastre a la hora de su plasmación en directo. Si además el artista en cuestión es novel, las posibilidades de fracaso tienden a infinito. Ese era el mayor temor que existía ante el estreno de The xx en Madrid. Ni siquiera el último partido de la primera fase de España en el Mundial fue capaz de disuadir al concurrido grupo de personas que nos encontramos en el Teatro Circo Price para comprobar cómo sonaba el excelente "xx" en vivo.

    Una puesta en escena sobria, basada en el artwork del álbum, hizo que nos introdujésemos más fácilmente en el concierto. Los primeros compases de "Intro" nos hicieron pensar que entre tanta equis sobre el escenario y la pulcra ejecución del trío nos encontrábamos en nuestra casa escuchando el disco. Con "Crystalised" e "Islands" ya no quedaba rastro de ningún miedo, el fracaso se disipaba con cada pose de Oliver Sim al bajo. El juego de luces y una inteligente utilización de los graves hicieron el resto.

    Un setlist adaptado de forma lúcida al parco repertorio de la banda terminó superando con creces la hora de duración gracias a la cover de Kyla ("Do You Mind?", un fijo en sus actuaciones) y al alargamiento en clave dubstep de gran parte de sus temas (especialmente reseñable en "Night Time"). "Infinity" y Oliver aporreando el plato en plena orgía noise fueron el broche perfecto para esta segunda jornada del Día de la Música, que poco a poco se ha convertido en una cita ineludible.
  • Vigo Tr4nsforma - Muelle de Trasatlánticos, Vigo [09-10.07.2010]

    Jul 14 2010, 14h42

    Jue 8 Jul – Vigo Tr4nsforma

    Hace un par de años no había pueblo o ciudad española que no contase con su propio macrofestival encabezado por Iggy Pop, Morrissey o Deborah Harry. Poco después el 2009 casi nos dejó huérfanos de música. Podremos culpar a la crisis o a que la sobreexplotación del usuario hizo tope, pero lo que sí ocurrió es que las fechas festivaleras se redujeron drásticamente. Durante 2010 han vuelto a surgir citas que han convertido a una comunidad autónoma en concreto en el epicentro musical del año: Galicia. Arcade Fire, Muse, Patti Smith, Damon Albarn o Leonard Cohen pasearán palmito por la tierra del licor café durante los próximos meses. Una de las citas más importantes de este Año Santo ha sido el Vigo Tr4nsforma, una de las propuestas más eclécticas del verano con un cartel capaz de reunir a Jeff Tweedy con Orbital o The xx.

    Abrir un festival del Xacobeo con los iconoclastas Triángulo de Amor Bizarro no tiene nombre. Isa y Rodrigo volvieron a demostrar en unos escasísimos veinticinco minutos la violenta sordidez de su repertorio. Su actuación se puede resumir en el "Me gusta que me arreen" que profirió Isa antes de lanzarse con "El culto al cargo, o como hacer llegar el objeto". Como se suele decir en estos casos: ¡Escenario Principal ya! (o por lo menos mayor duración y menos sol).

    Desprovisto de su melena hippiesca y del aire folkie con que le conocimos, un Devendra Banhart travestido de Julian Casablancas nos regaló un apañado set en el que no faltaron "16th & Valencia, Roxy Music", "Foolin’" o "Carmensita", con una increíble versión ("portada" dijo) de la ochentera "Tell it To My Heart" de Taylor Dayne.

    Jeff Tweedy ofreció una versión reducida del concierto acústico que dió dos días antes en Madrid. Si bien no faltaron "A Shot in the Arm", "Jesus, etc." o una bellísima "You and I" (claramente sin Feist), el show del líder de Wilco no terminó de triunfar. Una bandera de España para demostrar su pasión futbolera no compensó su apatía ante el numeroso público.

    The xx recogieron el testigo de Tweedy y ofrecieron un show similar al que llevan paseando durante el último año. Si bien Romy estuvo más sonriente de lo normal, los graves no sonaron tan atronadores como en Madrid. Exxcelente directo de un grupo que parece que lleva una década entre nosotros.

    Fanfarlo han pasado de ser una curiosidad musical a una broma de mal gusto. El tufillo a copia que despedía "Reservoir" se magnifica en directo, durante el cual puedes cantar "Everytime you close your eyes. Lies, lies!" del "Rebellion (Lies)" de Arcade Fire sobre todas sus composiciones. El único cambio de registro de Fanfarlo se da cuando dejan de plagiar a Win y Regina para hacérselo a Zach Condon.

    Cuando lo que hacen Love of Lesbian esté considerado como música iré a verlos. Mientras tanto…

    Ni "A Minha Menina" salvó la trasnochada psicodelia de la que hicieron gala Os Mutantes en la gran decepción de la noche.

    La propuesta electrónica de Miike Snow convenció a propios y extraños a base de atmósferas gélidas (en un ambiente nada frío a pesar de tocar de madrugada) en la que triunfaron "Animal", "Silvia", "A Horse Is Not a Home" o la novedosa "Rabbit".

    Mi segundo día comenzó con The Morning Benders, esa suerte de nuevo Coldplay feat. Bono intrascendente que osó versionear "Ceremony" de New Order.

    Como en el caso de Love of Lesbian, cambiar a Delafé y las Flores Azules por una hamburguesa no tiene precio.

    Los noventa minutos del techno de Orbital hacen que te acuerdes del poco tiempo del que dispuso Triángulo de Amor Bizarro el día anterior. "Satan", "The Box" o el estreno de "Don’t Stop Me" hicieron que sonasen (casi) tan verbeneros como The Chemical Brothers.

    El DJset de Fischerspooner fue un homenaje a la cultura del simulacro. El "Fun Machine" prometido fue una performance durante la cual Casey Spooner se emborrachó a base de José Cuervo y Moët & Chandon mientras una DJ iba haciendo su sesión (con "Royal T" de Crookers feat. Roísín Murphy inclusive). ¿Tomadura de pelo? Puede, pero "Never Win" y el final ravero con "Emerge" funcionan como nunca.
  • Rufus Wainwright - Teatro Circo Price [05/05/2010]

    Mai 16 2010, 12h59

    Mie 5 May – Rufus Wainwright

    En esta ocasión, la visita anual de Rufus Wainwright a España ha sido muy diferente. El tono distendido y socarrón de sus fiestas-concierto ha desaparecido para descubrirnos la otra cara del personaje. The world's greatest entertainer also cry. Aunque la gravedad entre a escena, la calidad no se resiente. Rufus siempre ha sido un personaje dramático y, ante la fuga materna, ha sabido canalizar el torrente de sentimientos en una sobrecogedora interpretación en directo. Esta noche no se iba a aparecer el Gay Messiah sino Lulú.

    Solo, al piano y con un vestido largo, como una diva decadente, desgranó uno a uno los temas de "All Days Are Nights: Songs for Lulu". La censura del aplauso durante esta primera parte hizo que el escenario se convirtiese en un oscuro rincón del alma desde el cual el niño Rufus lanzaba sus arpegios y sollozos para mamá Kate. Las sentidas "Who Are You New York?", "Martha" o la tramposa "Give Me What I Want and Give It to Me Now!" pusieron en peligro la prohibición de la alabanza. En ese momento el único que podía expresarse era Wainwright y como buenos amigos no podíamos hacer otra cosa que escuchar. La desgarradora "Zebulon" se convirtió en un panegírico aún más atroz que en su versión de estudio. Los ojos de Rufus, cerrados durante todo el espectáculo, se enfrentaban a los de las proyecciones de Douglas Gordon y a los nuestros. Tras la primera desaparición de Rufus, la mezcla entre la satisfacción de lo acontecido y la vergüenza al no haber apartado la mirada durante el íntimo espectáculo.

    La segunda venida de Wainwright venía alentada por los aplausos y la revisión de viejos himnos. La naturaleza de este nuevo capítulo se descubrió con los primeros compases de "Beauty Mark" o "Grey Gardens". La catarsis continuaba con "Dinner at Eight", "Cigarettes and Chocolate Milk" (con semifallo incluído), "Poses", "Going to a Town". Pero para el final se guardaba una sorpresa, la nota más alegre y emotiva de la noche: "The Walking Song". Una canción que Kate escribió en uno de los (pocos) momentos felices de su matrimonio con Loudon Wainwright III. "Walking beside you I'll never get the walking blues". La coda perfecta para una noche con Kate. Perdón, con Rufus.

    1. Who Are You New York?
    2. So Sad With What I Have
    3. Martha
    4. Give Me What I Want and Give It To Me Now!
    5. True Loves
    6. When I Most I Wink
    7. A Woman’s Face
    8. Shame
    9. The Dream
    10. What Would I Ever Do With A Rose?
    11. Les feux d’artifice t’appellent
    12. Zebulon

    13. Beauty Mark
    14. Grey Gardens
    15. Nobody’s Off the Hook
    16. Matinee Idol
    17. Memphis Skyline
    18. The Art Teacher
    19. Leaving for Paris Nº.2
    20. Vibrate
    21. Little Sister
    22. Dinner at Eight
    23. Cigarettes and Chocolate Milk

    24. Poses
    25. Going to a Town
    26. The Walking Song
  • Kitty, Daisy & Lewis - Sala Joy Eslava - Madrid [26.11.2009]

    Nov 29 2009, 21h33

    Jue 26 Nov – Kitty, Daisy & Lewis
    A pesar de estar organizado bajo el nombre de MySpace Secret Show, intentar convertir una actuación de Kitty, Daisy & Lewis en un concierto secreto es un trabajo irrealizable. El encanto natural de estos tres pipiolos ingleses les convierte en un verdadero imán para todo aquel amante de la fiesta y la buena música. Ni los mismísimos Mario Vaquerizo y Enrique Bunbury pudieron resistirse a sus encantos. A pesar de la presencia de más de un borrego y alguna que otra moderna des-coca-da, la Joy Eslava se convirtió en una exquisita sala gracias a los ritmos de estos tres hermanos.
    Con una estética impecable por montera y con sus típicas sonrisas británicas, la pequeña Kitty, la ruda Daisy y el carismático Lewis desgranaron su repertorio durante más de una hora. Si su debut dura apenas treinta minutos, ¿cómo es posible llegar hasta unos meritorios ochenta minutos? Fácil solución su posees su calidad. Unas cuantas covers adicionales, una excelente jam improvisada en los segundos bises y hacer que Kitty explote al máximo su harmónica es la fórmula del éxito. Pero no nos adelantemos. Uno a uno, los diez temas de su homónina ópera prima (incluso la instrumental "Swinging Hawaii" fueron cayendo. La versatilidad de estos tres jovencitos les lleva a intercambiarse los instrumentos en cada canción. Desde el teclado al banjo, pasando por el xilófono y el ukelele. Todos tocan todo, el "saber hacer" a la enésima potencia. Los únicos que no cambian son mamá y papá, con su contrabajo y su guitarra.
    Las miradas de sus progenitores sobre el escenario no pueden sino reflejar el extremo orgullo por sus vástagos. Si bien es gracioso ver de vez en cuando la búsqueda de la aprobación paterna por parte de Lewis cuando se acercaba al teclado en los primeros temas. Tras ver su manejo del instrumento, llegamos a la conclusión de que las miradas han sido mera cortesía ya que Lewis es un verdadero maestro.
    La procacidad de estos jóvenes se traduce en una pose extremadamente certera y una capacidad de seducción arrebatadora. Desde las inocentes y cautivadoras miradas al infinito de Kitty a los carnosos labios de Lewis. Carne para unos y para otros. Todos contentos.
    De acuerdo, no han inventado la pólvora con "Pollu Put the Kettle On", "I Got My Mojo Working" o el tremendo juego de banjos de "Hillbilly Music", pero tampoco buscan eso. Parecen sacados de una máquina del tiempo que les ha traído de hace más de medio siglo. Estética, sonido y canciones. Son el simulacro perfecto. Una banda con la que regocijarte hasta la saciedad. Ya tendremos tiempo para discutir si son únicamente pose y si no hay nada más detrás. Mientras tanto, seguiremos disfrutando de sus endiablados ritmos. "Buona sera signorina, kiss me goodnight". These kids are good.
  • Juliette Lewis - Sala Heineken - Madrid [25.11.2009]

    Nov 29 2009, 19h18

    Mie 25 Nov – Juliette Lewis, Scanners, Nothink
    No es ninguna novedad que Juliette Lewis actúe por estas tierras, pero esta visita que inaugura el invierno escondía una sorpresa. Su actuación en la sala Heineken tenía el atractivo de ser la primera ocasión en que se presentaba en la capital madrileña únicamente con su nombre y appelido. Eso no quiere decir que nos íbamos a encontrar a una Juliette solitaria en sobre el escenario. Ya no hay Licks (a los que recordó durante el concierto) y los New Romantiques ocupan un lugar más que secundario.

    Con un contundente "Mi nombre es Julieta" (uno de sus numerosos intentos en Spanish como "muuucho caliente" ), no podía hacer otra cosa que clamar por su ausente "Romeo". Con sólo cinco minutos de concierto, se vuelve a comprobar que no queda ningún atisbo de divertimento de niña bien en su rol de cantante (si es que alguna vez lo hubo). Juliette es una rock star en toda regla o por lo menos se comporta como tal. Sus tablas sobre el escenario son excelentes y, a pesar de no lanzarse al público como en otras ocasiones, sabe medir a la perfección qué ofrecer al público y en qué momento hacerlo explotar. Nos ofreció una velada plaga de grandes momentos como fueron sus guiños a la etapa Juliette & The Licks. "Sticky Honey", "Got Love To Kill", "Hot Kiss" y, sobre todo, "You're Speaking My Language" son coreados como verdaderos himnos por los fieles.

    Pese a no tocar "Noche sin fin", si hay algo que destacar del repertorio de la noche es lo bien que Juliette se desenvuelve en directo con los nuevos temas. La producción de Omar Rodríguez-López no sólo no se resiente, sino que suena aún más brillante en vivo, como fue el caso de las eufóricas "Fantasy Bar", "Terra Incognita" y la desgarradora "Hard Lovin' Woman", si acaso desinflándose un poco en la romanticona "Uh Huh".

    Un espectáculo en estado puro que muchos no pudieron disfrutar al estar enganchados a los móviles y cámaras fotográficas. Una situación que llegó a molestar a la propia Juliette durante el transcurso de "Suicide Dive Bombers". Llegados a ese extremo, interrumpió la canción para increpar a los fotógrafos amateur diciendo que debían disfrutar el show en vez de estar haciendo fotos a diestro y siniestro. Sentencia tras la cual posó para los atribulados paparazzi con la condición de no volver a ver un flashazo más. Genio y figura.

    PD. Sería una verdadera injusticia no hacer eco de la excelente labor del grupo londinense Scanners realizó como teloneros. La evolución hacia la electrónica que dejaron entrever en su nuevo single "Salvation" recuerda los mejores momentos de lo último de Yeah Yeah Yeahs con el handicap morboso de la Mosshart. Habrá que estar atentos.
  • Depeche Mode - Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid [16.11.09]

    Nov 22 2009, 23h58

    Lun 16 Nov – Depeche Mode, Soulsavers

    Con un Bono mareado de dar tantas vueltas en su escenario a lo Britney Spears y un Boss repitiendo espectáculo hasta la saciedad, Depeche Mode tenían todas las papeletas para ser los galardonados con el título de “gira del año”. Un espejismo que se desvaneció tras su primera noche en el Palacio de Deportes. ¿La exitosa banda dio un mal concierto? No, eso es imposible. Nunca se podrá dudar de la profesionalidad de un grupo como este. Cuando Dave Gahan suspende un show es porque no puede darse al 100%. En su primera velada madrileña lo hizo con creces. Bailo y desplegó toda su carisma desde la primeriza “In Chains” (para empezar a quitarse ropa a golpe de giros esperaría unos pocos minutos más). Entonces se preguntarán cuál fue la catástrofe que no convirtió esta noche en legen-daria. Una simple razón: la exitosa banda se comportó como tal, como un grupo que ha vendido cien millones de discos. Comprobar que Gahan ha mutado sus dotes de animal del escenario por las de manipulador goebbliano de masas es una decepción. Una cosa es animar y otra arengar al público como si de un ignominioso JoBros concert se tratase. Música para las masas que cantaban. El fantasma del piloto automático de hacer noche tras noche el mismo concierto se notó en varios momentos: la interpretación de “Wrong” fue extremadamente corta y de mero trámite, tanto como deslavada fue la brutal “Precious”. Que Gahan no cante ni una sola vez el estribillo de “Enjoy the Silence” es pecado mortal. Ahora el alma de fan debería hacerme clamar las ausencias de “Master and Servant”, “Just Can’t Get Enough”, “Martyr” o “Suffer Well”, pero eso no es un motivo de queja como los anteriores. Depeche Mode realizan un show de dos horas de reloj, tan medido como la Ciccone, que contiene gran parte de sus éxitos de los ochenta y noventa, así como parte de su olvidable “Sounds of the Universe”. La interpretación de “It’s No Good” como el hit que es, “Policy of Truth” o el final soberbio (y efectista) con “Personal Jesus” hacen que me reconcilie con la banda. Caso aparte los momentos en que Martin L. Gore toma la batuta y se arranca ante el micrófono. Especialmente abriendo el primer (y único) bis de la noche con “One Caress”. Bien hecho Martin. De lo mejor de la noche, junto a los convincentemente brutales Soulsavers como teloneros. Unos cuarenta minutos escasos que dejaron con ganas de más. Decían que las plegarias atendidas eran las que más quebraderos de cabeza crean. En este caso Depeche Mode podrían haber hecho algún caso.

    01 In Chains
    02 Wrong
    03 Hole to Feed
    04 Walking In My Shoes
    05 A Question of Time
    06 Precious
    07 World In My Eyes
    08 Fly on the Windscreen
    09 Sister of Night
    10 Home
    11 Miles Away/The Truth Is
    12 Policy of Truth
    13 It’s No Good
    14 In Your Room
    15 I Feel You
    16 Enjoy the Silence
    17 Never Let Me Down Again

    18 One Caress
    19 Stripped
    20 Behind the Wheel
    21 Personal Jesus
  • HORARIOS SONORAMA 2009

    Jul 14 2009, 14h07

    Jue 13 Ago – Sonorama 2009

    JUEVES

    20:30 MANOS DE TOPO Escenario Heineken
    20:30 ANDRÉS GARRASPARRI ET PETIT COMITÉ Carpa Lados Mag.
    21:10 LE PUNK Escenario Ribera del Duero
    21:20 MAÑANA Carpa Lados Mag.
    21:50 CHRISTINA ROSENVINGE Escenario Heineken
    22:10 PULL Carpa Lados Mag.
    22:40 NUDOZURDO Escenario Ribera del Duero
    23:10 STAY Carpa Lados Mag.
    23:20 SR. CHINARRO Escenario Heineken
    00:00 UNDERWATER TEA PARTY Carpa Lados Mag.
    00:10 DEPEDRO Escenario Ribera del Duero
    01:00 KIKO VENENO Escenario Heineken
    02:00 NIÑO DEL RUIDO Café Central (Centro histórico)
    03:00 CHEMA REY Café Central (Centro histórico)




    VIERNES

    12:15 EXTRAPERLO Bodegas
    13:15 L.A. Bodegas
    14:15 LOS CORONAS Bodegas

    19:00 ELASTIC BAND Escenario Ribera del Duero
    19:30 THE UNFINISHED SYMPATHY Escenario Heineken
    20:10 ANNI B SWEET Escenario Ribera del Duero
    20:30 SIN ARREGLO Carpa Lados Mag.
    20:50 NACHO VEGAS Escenario Heineken
    21:20 MI PEQUEÑA RADIO Carpa Lados Mag.
    21:50 LAGARTIJA NICK Escenario Ribera del Duero
    22:10 ALEX FERREIRA Carpa Lados Mag.
    22:30 AMY MACDONALD Escenario Heineken
    23:10 FIRST AID KIT Carpa Lados Mag.
    23:30 MENDETZ Escenario Ribera del Duero
    00:10 VETUSTA MORLA Escenario Heineken
    00:10 EUPHORIA Carpa Lados Mag.
    01:10 SPUNKFOOL Escenario Ribera del Duero
    01:10 THE ROYAL SUITE Carpa Lados Mag.
    02:00 DORIAN Escenario Heineken
    02:00 SUPERFRAME Carpa Lados Mag.
    03:00 THE ROBBER Carpa DJ's
    04:00 CHIMO BAYO Carpa DJ's
    05:00 PETER PANG Carpa DJ's
    06:00 ALMENDRO Carpa DJ's




    SÁBADO

    12:15 ARIZONA BABY Bodegas
    13:15 ALONDRA BENTLEY Bodegas
    14:15 JOSH ROUSE Bodegas

    19:00 K SKAS Escenario Ribera del Duero
    19:30 SECOND Escenario Heineken
    20:10 TOKYO SEX DESTRUCTION Escenario Ribera del Duero
    20:30 REQUIEM 354 & BEAT BOSS Carpa Lados Mag.
    20:50 OJO CON LA MALA Escenario Heineken
    21:20 ENTERTAINIMENT Carpa Lados Mag.
    21:50 CATPEOPLE Escenario Ribera del Duero
    22:10 EL ALPINISTA
    22:30 JAMES Escenario Heineken
    23:10 NAGASAQUI Carpa Lados Mag.
    23:30 LA HABITACIÓN ROJA Escenario Ribera del Duero
    00:10 THE SUNDAY DRIVERS Escenario Heineken
    00:10 JUGOPLASTIKA Carpa Lados Mag.
    01:10 WE ARE STANDARD Escenario Ribera del Duero
    01:10 ESTEREOTYPO Carpa Lados Mag.
    02:00 INFADELS Escenario Heineken
    02:00 ANIKO Carpa Lados Mag.
    03:00 BATIDORA DJ Carpa Lados Mag.
    03:00 NOMEN DJ Carpa DJ's
    03:45 CHEMA REY Carpa DJ's
    05:00 DIGITAL 21 Carpa DJ's
    06:00 GITANILLO Carpa DJ's
  • múm - CulturalCordón Burgos [22/05/2009]

    Mai 23 2009, 9h44

    Vie 22 May – múm
    01 Ladies
    02 If I Were a Fish
    03 Moon Pulls
    04 Marmalade Fires
    05 A Little Bit, Sometimes
    06 Syndahöfnin
    07 The Last Shapes of Never
    08 Blow Your Nose
    09 Húlabalabalú
    10 Dancing Behind My Eyelids
    11 Guilty Rocks
    12 Blessed Brambles
    13 Sing Along
    14 They Made Frogs Smoke 'til They Exploded
    15 Oh, How the Boat Drifts
  • Antony and the Johnsons - Palacio de Congresos Madrid [11.05.09]

    Mai 12 2009, 21h44

    Lun 11 May – Antony and the Johnsons
    En el mismo momento en que el Incal Negro se unió al Incal Blanco, el andrógino perfecto trascendió su condición corpórea y se fundió en la inmensidad con la gran energía. Pero todavía hay ocasiones en que el andrógino perfecto vuelve a su antiguo ser y ofrece algún que otro recital. Como no podía esconder su condición, Antony vestía también de blanco y negro en su concierto madrileño. Aunque la gusta definirse como una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre enorme, no logra reprimir su origen místico que sale a relucir en cuanto abre la boca. Tras una performance extremadamente arty llevada a cabo por la mismísima Johanna Constantine (mitad pájaro-mitad equino manostijeras al ritmo del temible Grieg) llega la oscuridad. Los Johnsons comienzan a tocar y una voz emerge de la oscuridad. La ejecución de “Where Is My Power?” es perfecta, tónica que se irá repitiendo durante toda la velada. Al terminar la canción, las luces iluminan al enigmático pianista y vemos por primera vez a Antony Hegarty. Tras la b-side del primer single llega el turno de “Her Eyes Are Underneath the Ground”, después del cual Antony interpretó casi la totalidad del excelente “The Crying Light”. La siguió una “Epilepsy Is Dancing” modificada por una percusión semi bossa y más contenida de lo habitual (mucho mejor que en Coachella). Los aplausos se suceden y el bueno de Antony se dedica únicamente a agradecer. Tras la sutil belleza de “One Dove”, llega uno de los pesos pesados de su obra: “For Today I’m a Boy”. Su natural gracia rozando el infantilismo y una seductora ingenuidad hace que el Palacio de Congresos parezca que vaya a caerse. Las sonrisas y los guiños al público comienzan a aparecer (incluso se atreverá a invitar a los asistentes a su hotel). Con “Kiss My Name”, se confirma que es una diva perfecta y como tal sabe comportarse sobre el escenario. Este tema funciona aún mejor que en el estudio y el acompañamiento de los Johnsons a las cuerdas y flautas hacen que la melodía irradie felicidad sobre la totalidad de los asistentes al acto. Las gráciles campanas de “Kiss My Name” enlazan a la perfección con una pulcra “Everglade”, que lejos de poner punto y final (como hace en el disco) nos acompaña hasta “Another World”. Ese otro mundo gana aún más fuerza en directo, haciendo que el crepitar del chelo de la formidable Julia Kent resuene aún horas después. Sin tiempo a reaccionar emerge “Shake That Devil”, la estentórea pieza nu jazz-Badalamenti se convierte en una locura espectacular en vivo. Una especie de sueño rocambolesco que se disipa gracias a la somnolienta “The Crying Light” . Cuando parecía que tras la primeriza “I Fell in Love with a Dead Boy” no podría haber nada mejor, Antony realizó una doble pirueta interpretativa al acometer “Fistful of Love”. Ni los cinco minutos de ovación que siguieron a esa canción logran compensar la calidad y el alma que Hegarty puso en su interpretación. Sin ningún tipo de miedo y más crecida que nunca, se atrevió con “You’re My Sister” (justamente coincidiendo con la salida de la cárcel de Boy George, segunda voz en la versión original del tema). Su excéntrica verborrea continuó con “Twilight” para culminar en una increíble presentación de “Hope Mountain” y “Aeon”. Su speech sobre la segunda llegada de Jesús como una niña de Afganistán y la necesidad de una vuelta a un mundo matriarcal (increíble la relación con Michelle Obama) fue el momento más hilarante de la noche; instando incluso a que si llegábamos alguna vez a tomar una taza de té con el Papa le contásemos lo que la “transgender witch” (así se autodenominó) nos había contado. Con una “Aeon” eficaz y terriblemente enérgica se despidió del escenario. Pero el público quería más y Antony lo sabía. En ningún momento cundió el pánico cuando olvidó la letra de la disfuncional “Cripple and the Starfish” (retomándola a la perfección segundos después, escudándose en que es una de las letras que más le cuesta recordar); aspecto que solventó con creces con una “Hope There’s Someone” final completamente estremecedora y apocalíptica. El placer de escuchar Antony and the Johnsons en directo no puede ser expresado con palabras, así que olvida esta crónica y compruébalo por ti mismo/a cuanto antes.
  • Franz Ferdinand - Palacio de Deportes de Madrid [03/04/2009]

    Abr 7 2009, 12h36

    Vie 3 Abr – Franz Ferdinand, Mando Diao, Kissogram
    Los cabezas de cartel del FIB 2009 continúan paseándose por la península varios meses antes de la celebración del mismo. Esta especie de Saturday Night Fiber episódico nos trajo primero a Oasis en febrero, después fue el turno de The Killers y ahora de Franz Ferdinand (de Kings of Leon ni hablamos, por aburridos y por haber anulado sus fechas en Madrid y Barcelona). Los mancunianos convencieron (si es que hacía falta) con un notable concierto y los de Brandon Flowers confirmaron su candidatura a banda de estadio con un altísimo nivel. Ahora era el turno de Franz Ferdinand. La primera asignatura la tenían aprobada hace un par de semanas: entradas agotadas. Un sinfín de pseudomodernos patrocinados por Inditex, más de un Erasmus despistado y hasta Ramoncín se pasaron por el Palacio de Deportes para corear los himnos de los de Kapranos. La segunda prueba era la elección de las canciones que tocarían esa noche. Con semejante cantidad de hits es difícil resistirse a dejar alguno fuera de la selección. Eso parece ser lo que pensó la banda ya que no hubo ninguna sorpresa en el setlist. Únicamente singles (pasados o potenciales) en el repertorio. Pan y toros (o fútbol en los nuevos tiempos). No se puede negar que hay pocas maneras mejores que comenzar con "The Fallen" y la triunfal "The Dark of the Matinée" para calentar al público (algo que no lograron Mando Diao minutos antes). Si eso lo conjugas con una de las nuevas favoritas del público ("No You Girls") y uno de sus grandes éxitos ("Do You Want To") ya no les puedes reprochar nada. El público es suyo y comienzan a aflorar las manidas frases de "el mejor concierto de mi vida" ("corta vida" añadiría). Tras el primerizo e icónico "Tell Her Tonight" llega la primera verdadera prueba de fuego del "Tonight" en directo: "Twilight Omens". El abandono (momentáneo) de Nick McCarthy de su afilada guitarra por los teclados funciona mejor en directo de lo que había pensado en un primer momento. La enfermiza línea melódica del tema llevada a cabo por el teclado funciona a la perfección, si bien se echa en falta un poco más de vigor a la hora de llevar la canción en vivo. Llega el momento de una de sus mejores composiciones "Walk Away" que enlazan con una descafeinada "Take Me Out". No se sabe si es el propio grupo el que se ha cansado de tocar la canción o el público de escucharla, pero lo que sí que se puede decir es que la versión extendida en directo cansó tanto a unos como a otros. La frustrada "Turn It On" dio paso a otro himno "Michael", que sonó también demasiado deslucido, haciendo que "Bite Hard" funcionase mucho mejor de lo esperado. Después fue el turno de una lógica "40'" para terminar con una deslavada "Ulysses". El caramelo envenenado es maltratado injustamente en directo por la banda, la cual parece no ver en este tema "el nuevo himno" que podría ser. Sorprendentemente el nivel subió en el primer (y único) bis de la noche. La dupla protagonizada por una endiablada "Jacqueline" y la novedosa "What She Came For" se convirtió en el momento más destacable de la noche. Pero el conservadurismo volvió disfrazado de falsa sorpresa: el jueguecito final de la batería de los mil brazos en "Outsiders" ya funcionó hace tres años y el broche final con "This Fire" no es tampoco ninguna novedad. La bala de la recámara llegó en la penúltima canción de la noche: "Lucid Dreams". La que fuera primer adelanto del disco se ha convertido en una bella pieza psicodélica y lisérgica a medio camino de la corrección de su primera versión y la desmesura con que aparece en el álbum. El show ha llegado al final. El tiempo parece haber aumentado su velocidad durante el transcurso del concierto. Ochenta minutos que han parecido diez. Lo dicho, pan y toros.



    1. The Fallen
    2. The Dark of the Matinée
    3. No You Girls
    4. Do You Want To
    5. Tell Her Tonight
    6. Twilight Omens
    7. Walk Away
    8. Take Me Out
    9. Turn It On
    10. Michael
    11. Bite Hard
    12. 40'
    13. Ulysses
    14. Jacqueline
    15. What She Came
    16. Outsiders
    17. Lucid Dreams
    18. This Fire