RSS
  • Un día único

    Jun 12 2013, 17h59

    Vie 7 Jun – Muse, L.A., You Don't Know Me

    Bueno, pues aquí os dejo mi crónica del viernes. Nunca he hecho una crónica de un concierto, pero esta vez tengo que dejar escrita esta experiencia tan genial e inolvidable. Ante todo, gracias a Museabuse y Live Nation por hacer que esto haya sido posible.

    Subimos a Montjuic sobre las 3 de la tarde, después de dejar todo finiquitado y planeado (mis regalos para Muse, principalmente). Una amiga ya estaba haciendo cola desde las 7:30 - 8 de la mañana. Cuando llegamos, a eso de las 3 y media, había un buen lío montado en la cola. Entramos por la zona donde estaba nuestra amiga para buscarla, nos escribieron un numerito en la mano, y nos metimos en el barullo. Yo expliqué que sólo entraba para verla, que saldría después... no tenía ganas de caldear el ambiente.

    La gente empezó a levantarse y echarse hacia delante, mientras que unos cuantos hombres intentaban poner un poco de orden (a base de gritos, eso si) para que la gente se echara para atrás. La hora que estuve allí fue bastante estresante, la verdad. Sentí un alivio tremendo al pensar que no tenía que vivir esos momentos de tensión en la cola... para mi, sin duda, los peores antes de un concierto de Muse (o de cualquier otro grupo). Me dio rabia no poder ver a un montón de gente que tenía ganas de ver... pero no hubo tiempo de nada (a lo mejor si hubiera subido antes al estadio, si). Pero bueno, para la próxima.

    Salí de la cola unos tres cuartos de hora antes del encuentro con Muse, para ir preparándome y mentalizándome. No me podía creer que los iba a conocer en persona, después de tanto tiempo siguiéndolos a tantas partes... en este caso, a la octava fue la vencida.

    Total, que estaba muerta de nervios. Me puse a buscar la puerta que nos dijeron los de Live Nation, y estuve esperando allí un buen rato. Menos mal que pregunté, porque ese no era el sitio. A las 6 (supuesta hora del encuentro), yo y dos chicos más fuimos corriendo para la puerta correcta, y vimos que ya había bastante gente esperando. Nos pasaron lista a los ganadores, y estuvimos esperando un buen rato (por lo visto estaban haciendo unas entrevistas e iban mal de tiempo). Después de casi tres cuartos de hora de espera, nos hicieron ponernos en fila. Bárbara (otra chica que ganó) y yo nos pusimos las primeras, ansiosas por que llegara el momento.



    Fuimos andando hasta entrar en el recinto, guiándonos hasta donde estaban. Nos hicieron esperar unos minutos fuera, mientras organizaban todo. Mientras tanto, vimos cómo Morgan salía de una de las habitaciones (una pena... yo le quería conocer!), y Tom pasó a nuestro lado y nos saludó... tan majo como siempre. Nos explicaron las normas: nada de móviles ni fotos, no pedir firmas, etc. Entramos las dos, y allí estaban ellos, de pie esperando en una habitación recubierta de telas negras y muebles oscuros.

    Mientras Bárbara saludaba a Matt, yo saludé a Dom con un apretón de mano, y nos dijimos lo típico: "Qué tal, como estás, etc" (menos mal que no me preparé nada para decir... no hubiera servido de nada). Tengo que decir que es bastante más guapo de lo que parece. Eso si, muy muy delgado. Después me fui hacia Chris, que, después de ojearme la camiseta con cara de sorprendido, sin vergüenza alguna, le pedí un abrazo. Soltó una pequeña carcajada y con una sonrisa me dijo: "ok!". Le agarré bien fuerte y nos dimos un abrazo como dios manda (se nota cuál es mi favorito... ¿no?)

    Y por último, saludé a Matt, con la mano como a Dom. Sus ojos en vivo y en directo son una pasada. De los tres, fue el que se aproximó de manera más tímida (cosa que me sorprendió), aunque con él fue con el que estuve hablando más tiempo. Le di un DVD con el vídeo que hice para el concurso y se lo expliqué, y me dijo: "Um, interesting!". Luego le di un sobre con varias cosas dentro: una felicitación por su cumpleaños, fotos, una carta, etc. Quería darle una cosa a cada uno, pero con los nervios me salió así. Y por último, le di una nota con un mensaje: el novio de una amiga mía quería pedirle matrimonio durante el concierto de Muse, por lo que le di una nota explicándoselo y diciéndole si podía hacer algo al respecto en el concierto, para que fuera una noche inolvidable para ellos. Llamó a Glen para darle la nota y le dijo que se lo recordara para el concierto.

    Después de los saludos y las breves charlas, llegó el momento de la foto. Yo me puse entre Chris y Dom, y Bárbara entre Dom y Matt. Al final, nos dieron dos posters firmados, y con un rápido "bye" nos despedimos y nos fuimos corriendo hacia pista. Estábamos tan entusiasmadas que se nos olvidó quitarnos las pulseras del M&G, y una chica de Live Nation tuvo que venir corriendo detrás nuestra para recordárnoslo y quitárnosla.



    Me estaban guardando sitio en primera fila, en la parte derecha del "rombo", y allí me quedé. Como iba al concierto sin saber nada, me sorprendió bastante el escenario (aunque no tanto como otras veces, la verdad). Tenía unas ganas locas de verlo "funcionar". La espera se me hizo muy amena... nos sentamos allí y no nos levantamos hasta que salieron L.A. al escenario. La verdad es que tampoco hice mucho caso a los segundos teloneros... estaba deseando que empezara Muse. La última media hora de espera fue algo más pesada, y los nervios y la música de fondo no ayudaban.



    Eran las 9 y media, la hora de nuestro grupo. El comienzo del concierto era más o menos como me lo esperaba, excepto por el super petardazo de fuego... me pegué el susto más grande del mundo, pensé que me había quemado y todo. Empezaron con Supremacy, que también la veía venir. Tocaba saltar y 'falsetear'. Después, Supermassive Black Hole... una canción que me encanta en directo y que disfruto mucho menos en el disco. Con Panic Station me lo pasé incluso mejor que con la anterior. Momento de risas y mas risas con las proyecciones, e imitaciones de los bailecitos, ¡muy grande!. Después, en Bliss... bueno, qué decir. Siento adoración por esa canción (como con cualquier otra del OoS). Lo di todo y más.

    Mientras sonaba e iba acabandoInterlude, Chris se iba acercando a nuestra zona. Tocaba el mejor momento de cualquier concierto de Muse (en mi opinión): el principio de Hysteria. Y con eso, el resto de la canción. Con Animals, mi canción favorita del último disco, me lo pasé genial también, esta vez disfrutándolo de una manera mas calmada. Me sorprendió el "numerito" del hombre trajeado con los billetes. Estuvo bien. Al final del concierto pedimos a los seguratas unos cuantos 'Musos'. No podíamos quedarnos sin algún que otro papelito de estos... somos unos animales!



    Vimos que se acercaba Chris otra vez, esta vez quedándose hacia el final de la pasarela. Empezó Man with a Harmonica. Tenía ganas de ver cómo funcionaba Knights Of Cydonia a mitad del setlist. Y bueno... genial, como siempre. Las saltos constantes y los 'LOLOLO' no faltaron. La verdad es que esta primera parte del concierto fue muy potente y contundente. Ah, y el Jam de Chris y Dom me encantó.

    Luego vimos a Matt aparecer con un piano en la zona en la que estábamos. Cuando empezaron a sonar las primeras notas de United States Of Eurasia me llevé una pequeña decepción, la verdad (creo que ya tuvo su momento, y podrían retomar otras muchas mejores canciones), pero la canté a pleno pulmón igualmente... y sólo por el momento "Barcelooooonaaaaa" de Matt, valió la pena. Menudas risas nos echamos (y el también).



    Map Of The Problematique fue estupenda también. Me encantó mas aun porque no me la esperaba para nada. Temazo de los grandes. Después, empezaron a sonar las primeras notas de piano de Feeling Good... y yo, feliz. Se que es una canción que mucha gente ya está harta de escucharla en directo, pero para mi sigue funcionando. Eso si, el momento de la actuación de la chica esta vez me pareció que sobraba, y mucho. En Follow Me (canción que no es santo de mi devoción), como vimos que Matt se acercaba hacia nuestra zona, le sacamos una pancarta felicitándole por su cumpleaños. La vió y luego me miró, reconociéndome, y haciéndome una especie de saludo y señalándome (1:50 en este vídeo... no es mío)



    Liquid State me encantó cómo sonó. Vi a un Chris con mejor voz y más confianza que la última vez en Madrid. Ojalá la canción fuera mas larga.



    En Madness nos pusimos en busca de nuestras gafas y nos las colocamos. Hay que ver, lo poco que me gustaba al principio la canción, y lo grande que me parece ahora. En directo es perfecta, y el momento 'subidón' fue inolvidable. Tocaba Time Is Running Out, otra que nunca debe faltar. Momento para saltar al unisono y cantar como nunca. Cuando salió la ruleta me pillé un cabreo gordo, aunque se me pasó cuando salió Stockholm Syndrome como la elegida... se me iba a salir el corazón de la emoción. Y es que, por mucho que ame New Born, Stockholm Syndrome en directo es una de las cosas más grandes que puedes vivir. Buen momento para soltar toda la rabia que llevas dentro.

    Y llegó uno de los momentazos de la noche, Antes de empezar Unintended, Matt dijo "this next song is to Manuel and Ruth". Matt me hizo caso, no me lo podía creer. Canción perfecta, momento perfecto, y una pareja que no podía estar más feliz. Me hubiera gustado ver la cara de mi amiga (que estaba en grada) en ese momento. Tengo una grabación del momento, en el que solo se nos oye decir: "¡¿lo ha dicho?! ¡lo ha dicho!". Todo un sueño que te dediquen Unintended mientras te piden matrimonio (se puede oir en este vídeo, que tampoco es mio)



    Luego llegó Blackout. El chillido que pegué no fue normal... una canción que siempre me ha parecido perfecta para un concierto en estadios... y la estaba viviendo, allí, con los tres delante mía... inolvidable. El momento bombilla tuvo también su punto. Cuando creía que se iba a apagar al final de la canción (era lo que yo veía lógico), empezó a Sonar Guiding Light... decepcionante de alguna manera, más que nada porque existen muchas canciones que pueden brillar mas en directo, pero aun así me lo pasé como nadie. Se puede decir que no soy del equipo odiador de la canción.

    La que si me parece que sobra es Undisclosed Desires, que fue la siguiente. Momento en el que Matt se acerca al público, esta vez con las manos llenas de cosas que los fans le daban. La reacción que tuvo la gente alrededor nuestra cuando cogió la bandera no fue para tanto, la verdad. Aunque no se cómo se oiría desde otros sitios del estadio. Durante toda la 'parte lenta' del concierto, le enseñamos a Dom una pancarta para que nos diera la baqueta, y me reconoció, me sonrió y asintió con la cabeza. Pero como yo soy una cansina, la volví a sacar un par de veces mas... y siguió mirándome con cara de "¡que si, pesada, que te la voy a dar!". Cuando acabó Undisclosed Desires y se apagaron las luces, se acercó a buscar mi cara, me la tiró, y se la di a una amiga.



    En Unsustainable, no sabía nada de lo del robot, así que me quedé con una cara un poco extraña al verlo. Pero estuvo bien, entretenido. Y como siempre, Plug In Baby, locura máxima. Gritos, saltos o más gritos. Me esperaba que salieran los típicos globos que echan al público, pero bueno, eso es lo de menos. Después, cuando Matt se colocó al piano, tenía la esperanza de escuchar Sunburn o Butterflies & Hurricanes... pero no, era Survival. Cuando ya íbamos llegando hacia el final, empecé a imaginarme cuál sería la última canción... y acerté (ya me ha pasado unas cuantas veces, y empieza a asustarme). Esperamos impacientes con Isolated System, mientras que disfrutábamos de la canción.



    Volvieron a salir a darlo todo con Uprising, los tres con la ropa a conjunto. Y Starlight, como siempre... a mi nunca me ha parecido una canción que destaque mucho en directo, pero evidentemente es una de las mas famosas, y tiene que ser tocada. Las palmas ya son tradición, aunque esta vez Matt cambiara su dinámica y se pusiera a cantar solo con el micrófono, acercándose a la gente. Como final lo vi un fallo garrafal. No era el final épico que esperaba, pero aun así, fue bonito.

    Creo que por primera vez, pude vivir el concierto "a tiempo real". Sitio perfecto, nada de agobios ni empujones, y te podías mover y expresar libremente. Aunque también ayudó que el setlist fuera bastante largo. Aun así, espero que para la próxima pueda vivir B&H, Sunburn, o cualquier otra canción "especial", que por España nunca nos toca.

    En definitiva, fue un día muy especial para mi. Pude conocer a mi grupo de música favorito, y encima me reconocieron en el concierto. Con esto puedo afirmar (y jamás pensé que lo diría) que los sueños se hacen realidad :)