RSS
  • SOUNDTRACK DE MI VIDA #2

    Set 3 2011, 6h33

    Bluish - Animal Collective



    o el porqué nunca —pero nunca— voy a volver a dedicarle una canción S-list a algún amor
  • SOUNDTRACK DE MI VIDA #1

    Ago 13 2011, 4h18

    ayer - Santos Dumont



    Los recuerdos referentes a la primera(s) vez/veces que escuché esta canción son borrosos. Fue por ahí hace 6-9 años, en Santiago, probablemente en el canal 22. En esos tiempos éste estaba manejado por una universidad privada -¿Andrés Bello?- siendo su parrilla programática “super lolein” (onda, especiales de Radiohead y Bjork). Esta canción me evoca, en cambio, una imagen mental muy nítida: yo, viendo tele en la cama de mis papás, con esos últimos rayos de sol -cuando este está por ocultarse en las montañas del lado poniente de Santiago- entrando de lleno por la ventana. Mi casa de ese entonces se encontraba encumbrada en un cerrito del lado sur-oriente de Santiago, por lo que tanto el sol escondiéndose como las tonalidades particulares de cielo y nubes -anaranjados, amarillos, rosas y violetas- no me eran enmascarados por la verticalidad de la ciudad. Mi relación con Santiago no era horizontal; mi casa se encontraba sobre el nivel de ésta. A nivel de suelo tenía al sol escondiéndose y, sobre este, el cielo entero. Estos mismos atardeceres son el wallpaper de muchos momentos de mi vida: el infaltable baño con mi hermano en la piscina de plástico más grande de todo el condominio (ya que eramos los únicos “rotos” que no habíamos hecho todavía una piscina enterrada), las sesiones de guitarreo diario cuando todavía encontraba sentido tocarla, las largas -y extenuantes- caminatas desde el paradero de la micro hasta mi casa, las tardes quemadas viendo televisión y un sinfín de recuerdos demasiado fragmentados ya en mi memoria.

    Respecto a la canción en si, la consideré mucho tiempo como la mejor que había alguna vez escuchado. Es un tema muy bien construido y orquestado, lleno de momentos exquisitos (destaco como los instrumentos se suman al inicio de la canción y como ese instrumento de viento -que no logro identificar- marca el inicio del coro). Hoy en día ya no pienso que sea la mejor, no por que otra me guste más, sino por que considero ahora que rankear ese tipo de cosas es un ejercicio fútil (y un poco idiota). La letra me es esquiva, nunca he logrado entenderla o, mejor dicho, la he entendido de demasiados formas distintas y aún no opto por ninguna. Después de terminar de escuchar la canción, siempre queda revoloteando en mi cabeza por un rato una porción de la letra: ”Te pregunto una vez más, ¿Fuiste tu quién escondió la eternidad?”. Arrollador.

    Ahora vivo en otra ciudad, donde ya no tengo esta relación mágica con los atardeceres. “Ayer” no es más que es el canto mediante el cual puedo a ésta invocar.

    (Escrito hace 8 meses en mi blog)