RSS
  • Summer relax

    Ago 15 2010, 12h51

  • Hariprasad Chaurasia...after you listen it you will remember his name!

    Jul 26 2010, 0h10

  • La música sin futbol...

    Jul 7 2010, 20h44

  • El gran virtuoso Toumani Diabaté

    Mai 15 2009, 8h15

    El día 10 de mayo se levantó radiante en Granada, Toumani ya debía haber llegado y quizás a hora temprana estaba paseando por los jardines del Generalife. Seguramente la ciudad le inspiró alguna melodía dulce para interpretar con la kora.
    En el teatro Isabel la Católica una muchedumbre se arremolinaba en torno a las ocho de la tarde. Abrieron las puertas y el teatro se llenó casi por completo. Seckou Keita apareció en escena con su cuarteto y el corazón de la gente vibró al son de la kora hasta terminar levantada y aplaudiendo al unísono.
    Después del descanso de cincuenta minutos y con un poco con retraso, apareció Toumani Diabaté y el público lo recibió con un cálido aplauso.
    Iba ataviado con un hermoso vestido malva tradicional de su país. Y con gestos humildes agradeció al público la bienvenida y comenzó el primer sólo de kora de unos quince minutos de duración. Un maravilloso sólo que transportó a todos y casi hizo desaparecer el techo que cubría nuestras cabezas llevandonos a un claro de luna en África...sentados alrededor de un instrumento que consigue parar el tiempo. Después otro sólo maravilloso para dejar paso a su grupo. El escenario se llenó: percusión, xilófono, guitarra eléctrica, bajo y guitarra tradicional de Mali. Todos los músicos sonreían afables. Todos disfrutaban de estar alli y así lo transmitieron al público que disfrutó de la velada hasta pasada la media noche. No hubo bises como en el caso de Seckou Keita, Toumani debía estar cansado.
  • Music makes me smile (primera parte)

    Dez 10 2008, 19h57

    Música, música, música...por todos lados. En la baño, la cocina, el salón, el dormitorio...así fue mi infancia. Mi madre era una melómana y me inculcó el amor a la música. Cuando tenía ocho años me ví invadida por la música clásica. Mi madre se hizo con una colección de 100 discos, desde Mozart a Hector Villalobos. Jugaba a cerrar los ojos e imaginar paisajes al son de Liszt. Mi hermana mayor contribuía a mi educación músical con un particular juego: adivinar quién o qué canción era lo que sonaba en la radio. Por aquel entonces ya reconocía a grupos como los Cure, The Cult, Pixies, New Order...todo muy New Age, como mi hermana.
    A los 11 mis noches de verano las llenaba el jazz que salía de la radio. Ordenaba conchas, aspiraba el aire nocturno y salado que entraba por el balcón...desde entonces el jazz siempre me suena a verano y ventanas abiertas.
    A los 12 años Pata Negra retaba a Jimy Hendix en mis walkmans y le ponía a Nirvana a mi compañera de pupitre.
    Los boleros de mi madre también quedaron grabados en mi disco duro y opino que es mejor no escucharlos a tan corta edad porque uno sin querer se vuelve un romántico. Machin y sus gardenias, Los Panchos y su reloj, Nat King Cole y su quizás...Ójala el amor fuera un bolero, pero no de Chavela Vargas. Ahhh, Chavela, con su dramatismo consiguió hacerme superar mi primer desengaño amoroso a los 17 años...de tanto escuchar sus exageraciones ("Arrancame la vida" empezaba una de sus canciones) me dí cuenta que prefería tomarme la vida como La Lupe y ser "la mala de la película".
    Muchísima música, innumerable...y más que se suma casi cada día.