Blog

RSS
  • The Killers en el Palacio de los Deportes, Madrid

    Mar 23 2009, 17h15

    Sun 22 Mar – The Killers, Louis XIV

    Personalmente el concierto me dejó un poco frío. Sí, tuvo momentos apoteósicos, pero tuvo otros que me parece no estaban al nivel de un grupo llamado Killers. Quizás soy un poco exigente, pero creo a unos de los que hay que pedirles algo en el panorama musical actual , es a ellos.

    Por partes:
    1) Los teloneros, por suerte breves. Llegaron con un +1 por ropa y actitud, pero se quedaron ahí. Cuando consigan a alguien que sepa que es cantar quizás tengan más suerte.

    2) Ya con Killers, empezar con el single de tu último disco (y más si es un temazo como Human) es triunfo asegurado, te metes en el bolsillo tanto a fans como a neófitos. Bien.

    3) Como era de esperar siguieron con temas del último disco, intercalando alguna canción clásica de las más exitosas, para que los fans de los primeros discos no se quejaran. Pena que la elegida fuera Somebody Told Me, (debo ser el único al que le parece un tema bastante vulgar). Y de las canciones del nuevo, pues de todo. Personalmente hay algunas que me parecen terribles, otras me encantan. Esta parte del concierto me aburrió un poco.

    4) A partir de la mitad del concierto comenzó lo bueno, tirando cada vez atrás en años y siempre con las mejores. Nada de temas raros, nada de salirse de lo que esperábamos, tocaron casi todas las que cualquier fan habría puesto en su lista de must.

    5) Y el cierre eso sí, épico. When You Were Young, con fuegos artificiales y todo el palacio cantando es algo para recordar.

    Algunos comentarios:
    - No me convenció en absoluto el sonido. Pero no ya del Palacio de los Deportes, sino de cómo tocaban las canciones. Principalmente las de los primeros discos tenían mucho... ¿ruido? Mucho teclado y mucho artificio del que carecían los discos, mucho más rockeros, crudos. Una pena.
    - Sí, estaba lleno de pijos y niñatos, pero es lo normal en un grupo de éxito. Yo me divertí bastante viendo a un grupo que tuve delante, era como estar en el zoo.

    Mi nota: un 7. Notable, pero justo. Cosas muy buenas y otras decentitas.