Blog

RSS
  • Mis discos de la década.

    Out 25 2009, 9h00

    Se acaba la década y me animo a hacer MI lista de discos favoritos de estos años. Obviamente pecando de una subjetividad a toda prueba. Se aceptan todo tipo de críticas, puteadas y comentarios. De más está decir que los lugares son un juego y salvo los primeros que los tengo relativamente claros, el resto podría estar en cualquier posición...La única condición que me puse fue no meter más de dos discos por grupo.

    Sin más preámbulos:

    1. Muse - Origin of Symmetry

    No podría decir con propiedad que es el mejor disco de la década, aunque para mí lo es, y con creces. Un gran disco está compuesto de grandes canciones, obviamente, y aquí, sobran. Sicodelia setentera, hard rock, sonidos alternativos y ciertos toques progresivos, todo mezclado y fusionado con buenas líricas y una tremenda épica, un intento de ir siempre más allá. Un disco grandilocuente, con aspiraciones gigantes y que, lejos de quedarse en el intento, consigue todo eso a lo que aspira. La producción es notable y a cada tema se le saca todo el partido posible, suena increíble, además de ser bastante ecléctico, distinto (con el resto de lo que sonaba por esos años y entre los propios temas del disco) y un paso gigante con respecto a su buen debut, de dos años antes. El trio demostró que se la podía y fue capaz de hacer el disco más impresionante de los últimos 10 años. Mis favoritas son:
    New Born, Feeling Good, Space Dementia, Bliss y Plug in Baby.

    2. The Mars VoltaDe loused in the comatorium

    “De Loused…” trata sobre Cerpin Taxt, un hombre que trata de suicidarse abusando de la morfina. Situación que le provoca un coma de varios días, período donde experimenta visiones acerca de la humanidad y su propia mente. Una vez consciente, encuentra al mundo real una gran mierda (¿quién no?), así que decide volver a su muerte. El disco es hipnotizante, de principio a fin. Es de los pocos albumes que generalmente escucho de corrido y sin saltarme nada. Lo más destacable es la constante búsqueda creativa de la banda, los incesantes cambios de ritmo y el no saber con cresta van a salir. Un imparable frenesí da paso, sin aviso alguno a melódicas y exquisitas secciones que te dejan boquiabierto (si es que existe esa palabra. xD) roulette dares, Televators o Cicatriz ESP son dignas de mención. Aunque como dije anteriormente es un disco sin puntos bajos.

    3. Wolfmother - Wolfmother

    Por lejos, el mejor disco de hard rock de la década. Así de simple. Cercano a los gloriosos años setenta y a los sonidos de los padres de todo: Led Zeppelin, Black Sabbath y Deep Purple. En tiempos donde todo parece plástico, los discos suenan perfectos y todo parece más de lo mismo, estos australianos irrumpieron con todo. Un disco potente, agresivo, furioso, con huevos, pero a la vez, lleno de matices. Sudoroso, “garagero”, con una vibra, un feeling y una onda, increíbles. Desde el primer tema y ese grito medio esquizofrénico de Dimension, el disco es una montaña rusa. Simplemente, un combo en el hocico… o una patá en las bolas. ¿Mejores temas? Todos. Mis favoritos? Where Eagles Have Been, Joker & The Thief y Mind’s Eye.

    4. Radiohead - Kid A

    Me costó varios años digerirlo, hasta que le encontré el gustito. Perfectamente podrían haber seguido haciendo lo mismo y hubieran seguido vendiendo millones, pero como siempre van un paso adelante, se la jugaron, se arriesgaron y sacaron un disco, para lo grande y mainstream que era la banda, tremendamente complejo. Aquí no hay singles pegajosos, no hay nada demasiado radiable, no hay una canción que se te quede pegada de una. Las letras son aún más crípticas que antaño, las guitarras pierden fuerza y las máquinas ganan peso e influencia en cada track del album. Mucho efecto, mucha innovación, enfocados principalmente en las texturas y los ambientes de los temas, influenciados principalmente en la electrónica y el jazz, el disco fue calificado en su momento por algunos como un “suicidio comercial”. Por mucho tiempo pensé lo mismo, ya no. Mejores temas:Everything in Its Right Place, Idioteque y How to Dissapear Completely (Una de las mejores canciones de la historia de Radiohead).

    5. A Perfect Circle - Thirteenth Step

    Complicado elegir entre sus dos primeros LPs, las dos son joyitas notables en una década más bien pobre. Me quedo con éste quizás más por un tema sentimental, fue el primero que escuché de ellos y además lo tengo original. xD. Las canciones son menos directas que en su debut, más complejas y elaboradas y suenan más parecido a un Tool, “versión piola”. Las atmósferas son notables, generan una sensación de temor, de cercanía con los desconocido, sin ser pesadas, en su mayoría son bastante oscuras. Se destaca también y se valora su sonido único. Al escuchar, no hay duda de que suena A Perfect Circle. Lástima que la banda haya tenido tan corta vida. De lo bueno poco, dicen. Mejores temas pa’ mi gusto son: The Package , The Noose, The Nurse Who Loved Me o The Outsider.

    6. Porcupine Tree - In Absentia

    Primer disco en que juegan más con sonidos distorsionados y hard rock, hecho que aumentarían progresivamente de aquí en más. Aquí todavía no molesta, es más, se agradece. Se matiza perfectamente entre lo anteriormente descrito con el sonido acústico y envolvente y una arquitectura sónica más compleja, los quiebres y pasajes instrumentales propios de una banda de rock progresivo. Sin poseer una gran voz, Wilson logra particularmente en este disco, hermosas melodías vocales, que sumadas a las atmósferas espaciales-celestiales de la guitarra y los teclados, un clásico disco inglés, en el mejor sentido del concepto: elegante y de alta calidad. Una joyita. Mejores temas: Trains, Blackest Eyes o Lip of Ashes

    7. Muse - Absolution

    No sabría bien qué escribir acá. De hace tiempo que no lo escucho entero, sé que me gusta menos que el “Origin…”, pero que en su momento también me gustó muchísimo. Parece que es más convencional, canciones más “normales”, quizás lo novedoso del disco anterior, minimizo esta nueva entrega de la banda, que sé yo…Desde aquí sí, que se empiezan a notar las ganas que tenían de romperla en USA. Aquí hay potencial radiable importante en un par de temas y la banda comienza a alejarse rápidamente del mote de banda de culto. De aquí en más se harían conocidos, llenarían estadios y sonarían en las radios. En estos casos es cuando me gustaría que la banda se hubiera quedado en el anonimato. No es que ya no me gusten, pero…De Absolution me quedo con Time Is Running Out, Hysteria, Butterflies and Hurricanes y Sing for Absolution

    8. Radiohead - Hail to the Thief

    Radiohead no puede hacer un disco malo, todos sus LPs tienen su “qué”. Por lo mismo era complicado elegir entre los 3 de la década que me quedaban. Siempre he creído que éste disco es subvalorado. Si bien tiene experimentación y harta electrónica, creo que es el más cercano a mí época favorita de la banda (The Bends- Ok Computer). Tiene varios temas de rock, apegados al formato de canción más clásico, con mayor presencia de guitarras. Además marco mi vuelta, en su tiempo, a escuchar mucho a Radiohead, tras los dos discos anteriores, que en su momento no me convencieron del todo. Si bien puede ser más irregular que el resto de la discografía de la banda, los puntos altos aquí, son altísimos: 2+2=5, A Wolf at the Door, Where I And You Begin o Sail to the Moon son una muestra de aquello.

    9. Alice in Chains - Black Gives Way to Blue

    Sin lugar a dudas, la resurrección musical del año. Una de las bandas más grandes de los noventas, volvió y lo hizo con todo. Lo mejor del disco es que sigue una evolución lógica, es un volver a las raíces. Perfectamente el disco podría haber salido hace 15 años, después del Dirt. Aquí no hay experimentos ni vueltas de tuercas raras, sino que los temas remiten al sonido clásico de la banda: letras que te llegan a los huesos, grandes atmósferas y una oscuridad a toda prueba. Las clásicas baladas desgarradoras y opresivas, se intercalan con poderosísimos riffs de guitarra, hermosos solos y una sección rítmica llena de power. Falta Layne, sí, claro. Pero creo que Cantrell es el motor de la banda y Duvall, funciona. Bah, por lo menos no destiñe. Para nada. Mejores temas: Black Gives Way to Blue, Last of my Kind, Private Hell o A Looking in View.

    10. Tool - Lateralus

    Me cuesta hablar de Tool, me gusta como suena, pero creo que todavía no me ha llegado todo su mensaje, algo así siento… La mayoría de los que escuchan Tool, la tienen dentro de sus bandas de cabecera, tengo claro lo que generan en mucha gente, pero a mí aún no me vuelan la cabeza. Sé que son únicos y sí me interesan, sí me inquietan y sí me dan ganas de seguir escuchándolos. Pero mucho más no puedo decir. Por el momento. Mejores temas: Schism, Lateralus, The Grudge y Parabola

    11. At The Drive In - Relationship of Command

    Desquiciado. Como todo lo que sale de la mente de Cedric y Omar Rodríguez López, la dupla más prolífica, por robo, del actual escenario rockero mundial. Disco esencialmente llevado por las ruidosas y frenéticas guitarras y acelerados ritmos de la batería. Un disco bien hardcore punk, bien extremo, pero con la elegancia, el talento y la calidad instrumental ya conocida de éstos monstruos. Suena demasiado inteligente para ser punk, tiene mucho pop y es muy radiable sin sonar básico, ya que a la vez tiene harto de experimentación sónica, una onda medio RATM, pero más lúdico. Tremendamente enérgico, ideal pa’ esta época del año. Destaco Invalid Litter Dept, Quarantined, One Armed Scissor o Pattern Against User.

    12. Arcade Fire - Funeral

    No sé muy bien como definir a la banda, no es fácil etiquetarla aunque si dijera que es Indie orquestal-instrumental no estaría tan errado…El disco está marcado por una serie de trágicos acontecimientos para los miembros del grupo, (varias muertes cercanas) por lo que sus letras van en buena medida hacia allá. Lo que no quiere decir que sea un disco oscuro, es más, lo rodea un aura bastante positivo, liberador, esperanzador. Bellísimos arreglos de cuerdas, canciones épicas, un sonido medio barroco y un aire a soundtrack hacen de Funeral un hermosísimo disco, especial para pasar el frío invierno. Me quedo con Crown of Love, Wake Up, y neighborhood#1 (Tunnels).

    13. Blackfield - Blackfield

    Así como el gran Maynard James Keenan, aplicó una versión más distendida de Tool en A Perfect Circle, otro grande, el señor Steve Wilson –Porcupine Tree- realizó algo parecido, en este caso con Blackfield. Con dos discos editados hasta el momento, acá coloco el disco debut. Art rock, art pop, progresivo, todo en dósis justas. Un disco de una gran belleza melódica, tremendamente elegante y muy melancólico. Mejores temas: Cloudy Now, Glow, Lullaby, Open Mind, entre otros.

    14. Opeth - Blackwater Park

    Quizás, el último gran disco de Opeth. La sucesión del inmenso Still Life. Trás sacar obras maetras en los noventas, entraron al siglo XXI como una de las bandas de metal más trascendentes de su época. Aquí aparecen los elementos típicos de la banda en su máxima expresión: una técnica impresionante, matices progresivos, cambios de ritmo, pasar de lo acústico y voces limpias a secciones pesadísimas y gritos guturales del mejor death metal, se ven conjugados en los 8 temas que no tiene puntos bajos y sí un par de los mejores temas de la banda. The Funeral Portrait, Harvest, Bleak o Blackwater Park. Imprescindible.

    15. Queens of the Stone Age - Songs for the Deaf

    Una de las dos o 3 bandas de ROCK más importantes de la década. Con una onda, un sentido del humor y una magia que la única. Aquí no está el stoner arrastrado y opresivo de Kyuss, aquí Homme le mete una dinámica y un eclecticismo mucho mayor. Aparecen temas tremendamente gancheros, algunos más "panketas" y otros bien lisérgicos, en volá setentera. ¿Qué más irresistible que eso? Dentro de los temas más destacados incluiría a Mosquito Song, No One Knows, Another Love Song o Go With the Flow, entre varias otras.

    16. Porcupine Tree - Deadwing

    Para mí, concociendo a la banda hace un par de años ya, vienen desde aquí, en picada. Nada grave, por cierto. PT no se ha ido a la mierda ni mucho menos, los últimos dos Lps tiene algunas joyitas, el punto es que cada vez son más esporádicos los temas que te volaban la cabeza. Es el disco más oscuro de la banda, por lo menos hasta esa fecha. Wilson empezó a meterle más riffs metaleros y la banda se alejo casi definitivamente de sus primeros albumes enfocados mucho más al progresivo setentero. ¿Temazos? Deadwing, Open Car, Arriving Somewhere But No Here, Lazarus. En volá, casi todos los temas del disco son temazos. Tremendamente recomendable.

    17. The Strokes - Is This It?

    Así como rescaté los huevos y la actitud de Wolfmother y su debut, palabras similares podría aplicar para este caso, aunque guardando las proporciones. El alcance de este disco fue mundial, se los sindicó en su momento como los salvadores del rock, lo recuerdo como si fuera ayer. Si bien me gusta harto, es entretenido, es ganchero, se pasa rápido y es bastante adictivo, es lo que es y no se le puede pedir más. Marcó fuertemente una época en que las grandes bandas de los noventas estaban cayendo una tras otra y que LA banda más grande sacaba Kid A…es decir, sacaron el disco en el momento justo y la rompieron merecidamente, pero ¿de ahí a decir que son los salvadores del rock? Naaaaa.... Mejores temas: Last Nite, Soma, Someday o Hard to Explain, todos buenos todos, aunque todos bastante parecidos.

    18. Audioslave - Audioslve

    Chris Cornell, again. Bueno ésta vez de nuevo con músicos de lujo: Wilks, Commmeford, Morello, tres Ex RATM. En síntesis, un Dream Team. LA banda del milenio. Y quizás por momentos lo fue. Probablemente nunca hubo unidad de conjunto, es difícil hablar de un sonido característico, pero lo que si queda claro es que estos cuatro tipo no podían hacer malas canciones. Más que un gran disco, creo que éste Audioslave, es un puñado de excelente canciones de rock. Con Cornell agregando ese lado más de Rock clásico y el resto de la banda ese sonido moderno e innovador que los hizo populares en su ex banda. Obviamente suena mucho a RATM, también a Soundgarden, a veces a RHCP y mucho también a Zeppelin. Sin identidad propia pero con un par de joyitas este debut merece, de todas maneras, pegarle una escuchada…o varias.
    Hits:
    Like A Stone, Show me to live, I Am The Highway o The Last Remaining Light.

    19. Russian Circles - Station

    A esta banda la descubrí recién este año y sólo tengo palabras de elogio hacia ellos. Dentro de un estilo en que hay poco novedoso, esta banda marca diferencias y se destaca de toda la corriente del "Post Rock". No sé si por sonar tan distinto a otras bandas, pero sí por la gran calidad compositiva y técnica de sus integrantes. El disco es pesado, muy denso y bastante intrincado, pero se logra disfrutar y te engancha. De una. Es netamente instrumental. Destaco: Harper Lewis, Station o Youngblood.

    20. Red Hot Chili Peppers - By the Way

    Los Red Hot Chili Peppers marcaron fuertemente mi juventud, si bien los sigo escuchando, en su momento fueron una de mis bandas favoritas. Me acuerdo que vinieron con la gira del disco en cuestión, año 2002 o 2003 tocando en la Pista Atlética del Nacional…no sé si fue por plata o porque era muy pendejo, o no tenía con quien ir, la cuestión es que no fui y fue penca. Jajá. Otro disco bien comercial, radiable, ganchero o como quieran llamarlo. Cada vez más alejados del funk, la distorsión y lo irreverentes de sus comienzos. Ahora más enfocados en ser una banda de rock de alcance mundial, pero sin perder la onda, y la tremenda facilidad para crear buenas melodías. Un disco entretenido, simple, directo. Pa’ los 15 años que tenía cuando salió un DIS-CA-ZO. Destaco: By the Way, Dosed o Universally Speaking.
  • Reflexiones sobre cómo chucha un show puede ser memorable. xD.

    Jul 6 2009, 6h49

    Al elegir un concierto por sobre otro inciden varios factores, obviamente. Creo que el más importante es qué tanto te gusta esa banda, y con ello, las expectativas y ansiedades que había previo al show y de qué manera se resolvieron dichas esperanzas. Años esperando el concierto, comprar la entrada con meses de anticipación y ponerse a repasar una y otra vez la discografía, a leer las letras, a ver videos en youtube, a leer más info del show, ir revisando los setlist de la gira, son síntomas de un fanatismo que puede hacer de un concierto algo memorable, onda casi “el mejor día de tu vida” o terminar convirtiéndose en una gran frustración, o simplemente en una anécdota.

    Es clave también el factor compañía. Si es un show que pa ti es importante, que lo esperaste harto y que es más que un ir a pasarlo bien un rato hay que elegir muy bien a la (s) personas (s), a veces hasta es mejor ir sólo…

    El lugar es tremendamente relevante, conlleva hablar del sonido, elemento imprescindible para un buen espectáculo, pero también del escenario, del juego de luces, de las pantallas, –si es un show grande, claro- de la comodidad, de cómo se hace la espera, la idea es que se vea y se escuche bien, o sea, es lo mínimo. La ubicación puede ser también un ítem para catalogar un show mejor que otro, no es lo mismo estar en cancha, en VIP, o en una galucha y con suerte ver.

    Está también la entrega del artista y la comunicación con el público, que a su vez también juega un rol importante, un público prendido genera un feedback que quien está en el escenario nota. Hay gente que no me canso de ver como La Renga, que haciendo básicamente siempre lo mismo, siempre tiene una que otra sorpresa, que toca joyitas de su catálogo, pero que por sobre todo, hacen de cada show algo único y tocan como si fuese la última vez, cosa que se nota y se agradece. Y hay otros a los cuales con una vez me bastó y me sobro, porque después es más de lo mismo, como Los Tres. Grandes músicos, pero que les interesa una raja el público, por lo menos eso siento.

    Otro factor puede ser si el artista en cuestión viene en el momento que tenía que venir, me pasó con Muse. Era de lo que más escuchaba por esa época y vinieron ahí, quizás hubiesen venido el otro año y no me hubiera calentado tanto. Caso contrario: Metallica. Es quizás la banda más importante de mi vida, y si es que vuelven seré el primero en comprar la entrada, pero ya no será lo mismo, no los ví en su Peak, ni en mi Peak de fanatismo con la banda.

    Me dieron ganas de escribir algo porque ayer ví a The Gutter Twins, banda de la cual no conocía NADA. Fui porque sí conocía a Mark Lanegan y participé por entradas y gané. Y el factor sorpresa es interesante, descubrir a un artista en vivo me parece que puede funcionar. No va a ser de aquí en más mi grupo de cabecera, pero me gustó bastante. Me pasó algo similar en el Vive Latino del 2007, ahí ví a Divididos, sólo cachaba un par de temas, pero su presentación me voló la cabeza y ahí me hice fan de ellos. Hay mucha gente que si no conoce en profundidad una banda siente que casi no merece estar en un concierto. Yo no.

    Por último están las eventualidades, anécdotas y particularidades propias de cada show. Si llegaste a la reja, si te pelaste el setlist, si agarraste uñeta o baqueta, si te subiste al escenario, si cruzaste mirada cómplice con el artista, si te encontraste con alguien, si te robaron, si perdiste algo o si te sacaron la mierda en un mosh, pueden hacer del concierto en cuestión, una weá absolutamente memorable, para bien o para mal.
  • Artistas que he visto en vivo.

    Jun 17 2009, 1h32